Diógenes digital” “La subhasta de la cultura

El síndrome de Diógenes digital es un desorden del comportamiento que normalmente afecta personas digitalmente adictas que acumulan archivos digitales de todo tipos: correo electrónico, música, vídeo, o cualquier formato digital sin pulsar la tecla borrar o suprimir en ningún caso

Síntomas

La persona que sufre este desorden se caracteriza para acumular archivos digitales, desatender absolutamente el orden y la necesidad. Al creer que todo los archivos son importantes nunca pulsan la tecla suprimir de su ordenador, y consideran que todo el que los llega o/y guardan es de máxima importancia. De este modo suelen acumular grandes cantidades de correos barrería y trastos diversos a su ordenador, lo cual los aboca a vivir en situaciones de desorden y caos absoluto.

Pacientes

Tales comportamientos se suelen encontrar en personas digitalmente adictas, que viven y trabajan ante un ordenador. Además, factores como por ejemplo las redes sociales, las aplicaciones de descarga y el correo electrónico pueden alentar este comportamiento, a pesar de que no es un factor clave, puesto que se conocen casos en personas otros niveles sociodemográficos que sufren el síndrome.

Tratamiento: El tratamiento tiene que empezar por la detección de los casos de riesgo. Se tienen que adoptar las medidas de protección social pertinentes, evitando el regreso del enfermo a las condiciones de vida previas. Hay que hacer un seguimiento crónico, visitas a “Mis documentos”, “Mis imágenes”, “Archivos recibidos”, Outlook o Emulo, para valorar el grado de evolución del paciente.
Consejos a las familias/compañeros: Los familiares y compañeros tendrían que vigilar las personas con algún factor de riesgo, como por ejemplo un comportamiento dedicado a la acumulación o un desorden voluntario. Sin embargo, con frecuencia resulta difícil ayudarlos, puesto que son ellos mismos quienes tienen que trabajar para superar su adicción. Esto hace que, a veces, llegue incluso a debatirse si se trata realmente de una enfermedad o sólo de un estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento