El fenómeno de los informers o de la ciberxafarderia

Escrito por Gemma Moncho

Es época de exámenes a las universidades catalanas, pero no se habla. Se habla del nombre fenómeno de las redes: los informers. El primero nació hace poco menos de una semana a la UAB, lo crearon cuatro estudiantes que “estudiaban” en la biblioteca cuando se los ocurrió la idea. Ahora hay réplicas por por todas partes: facultades, institutos, entidades, ciudades, pueblos y barrios de todas partes. El pionero acumula ya más de 12.700 visitas y los clónicos no se quedan cortos.

La idea es poder enviar mensajes de forma anónima. Es decir el emisor envía el mensaje a través de mensaje privado a la página (ahora hace un año Facebook lo permitió) y los administradores de la página lo publican (sin citar en el autor) al muro de la página que es de acceso público. Los contenidos van rellenados de insinuaciones sexuales o citas románticas, sobre todo; a pesar de que también hay quejas del personal de la universidad, en el caso de los informers de las universidad, o quejas del estado de las calles, en el caso de los de las ciudades, pueblos y barrios, entre otras muchas temáticas.
Hay quién dice que el origen podría ser la serie Gossip girl o la aplicación para smartphones Gossip. Lo que si que a buen seguro es cierto, es que el primer informer nace en un piso de la Villa Universitaria cuando cuatro chicas que ahora confiesan “que se nos ha escapado de las manos” crearon la página el 15 de enero al atardecer. El crecimiento fue exponencial: antes de ir dormir tenían 80 me gusta, al día siguiente 2.000 y al tercer día 7.000. De momento ya hay dominios registrados: Uinformer.com, que está actualmente en construcción y que recoge la iniciativa, las autoras y los enlaces en las redes sociales y Informer.cat que aglutina los mensajes de los diferentes informers de las universidades catalanas. La primera página web es de las fundadoras, la segunda de estudiantes de la UPC, la UB y la UPF que según las estudiantes de la UAB y creadoras del primero informer quieren aprovecharse de su idea y sacar beneficio económico. Por eso, las fundadoras se han puesto en contacto con abogados para defender su idea. En Harvard ya existe la web Isawyou.com.

En declaraciones en Barcelona TV, el director del programa de Programa de Publicidad y Relaciones Públicas de la UOC, Ferran Lalueza, este fenómeno “facilita la comunicación con personas de tu entorno con quien no te atreves a comunicar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + diecinueve =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento