Estrellas que engalanan el cielo de verano

No hace más de 20 años atrás todavía siento el aroma de aquellas noches de verano. Hoy en día me conformo con sentir un poco de nostalgia mirando la noticia en el diario donde se informa del fenómeno. Entonces me estiraba en el césped y miraba hacia el cielo deseando que llegara el momento. Eran noches de tranquilidad, sin preocupaciones ni prisa. Esperaba a que mi padre se estirara a mi lado y empezara a explicarme aquellas historias sobre un tal Perseu, una tal Andrómeda y no sé cuántas ninfas y caballos alados. Cómo me gustaban. Con ansiedad quería ver las Perseides, centenares de estrellas que caían en forma de lluvia embelleciendo el cielo de agosto.

No sólo tiene este componente mitológico, este fenómeno lleno de misticismo, coincide con la onomástica de Sant Llorenç. Un 10 de agosto de hace 1752 años fue martirizado a la parrilla el que fue el primero arxivista y tesorero de la iglesia. De acá que por estas fechas se pueden observar las lágrimas de Sant Llorenç en el que más popularmente se conoce como lluvia de estrellas.

Así que quien quiera disfrutar del romanticismo y los recuerdos que te puede traer una lluvia de estrellas que sepa que la mejor noche será la del 12 al 13 del presente mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 18 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento