La ciudad como escenario

El cine, hace décadas, que utiliza la ciudad como un gran plató. La mítica Vacaciones en Roma con la exquisita Audrey Hepburn y Gregory Peck como periodista canalla hicieron las delicias de los romanos rodando en exteriores por angostas calles del Trastevere a caballo de una vespa. Fue uno de los primeros filmes en exteriores.

Más de 50 años después el cine está inmerso en los efectos especiales y los platós virtuales. Pero centrándonos en nuestro ámbito, en el de las agencias de comunicación, es ahora cuando salimos a hacer exteriores. ¿Por qué preferimos arriesgar en organizar una rueda de prensa fuera de los parámetros convencionales que sitúan las presentaciones en una sala de conferencias?

Una razón es tecnológica. Sin lugar a dudas, la tecnología ha cambiado nuestros hábitos y ha introducido nuevos usos y costumbres. Me refiero a las redes sociales, que han convertido al público objeto de recepción del mensaje en protagonista y cronista en primera persona del evento. Las redes sociales nos han cambiado haciendo que se valore la participación, el compartir, la transparencia … Cualquier persona es un informador en potencia.

Otra razón fundamental es la necesidad de ofrecer una convocatoria atractiva a los medios. En términos de oferta y demanda, son muchas las fuentes informativas que tienen cosas que contar ante unas redacciones cada vez más estresadas por falta de tiempo y de disponibilidad de personal.

El resultado es la convocatoria de presentaciones a medios cada vez más originales, más creativas, donde la ciudad, sus calles, los espacios más emblemáticos, incluso aquellos elementos más cotidianos son el escenario adecuado.

aPortada ha sido precursora en el aprovechamiento como un escenario de la ciudad. El Concurso Maria Canals ha sido un precedente con la puesta a disposición a los peatones de pianos por las calles de Barcelona, una acción que fue reconocida por el Col· legi Oficial de Periodistes de Catalunya. Y de las calles al metro! Como este pasado verano cuando por primera vez se llevaba una acción dentro de los coches del metro en Barcelona. Fue en la presentación del XVI Fiesta del Renacimiento de Tortosa. Los usuarios de TMB fueron sorprendidos por las jotas improvisadas de Quico el Célio, el Noi i el Mut de Ferreries. Las típicas canciones del Ebro fueron arriba y abajo de las 5 líneas consiguiendo el doble propósito: Seguimiento periodístico y generación de contenido ciudadano en las redes sociales.

Quico el Célio a l'arc de TriomfNobles a PalauJotes al metro de Barcelona

Está claro que hay que saber elegir bien el escenario. Unos cantadores que invaden el metro, unos pianos que te esperan en la calle … deben encajar y ser coherente con lo que se quiere comunicar.

Y esta semana lo hemos vuelto a hacer. ¿Qué lugar mejor que el mercado de la libertad para presentar Fang i Setge, el musical que relata el asedio de 1714 de Barcelona ?!

Son formatos donde todo el mundo sale ganando, el periodista que se le hace más atractiva una rueda de prensa, el público que acaba siendo protagonista y la fuente de información que rentabiliza mejor su acción.

Conquistamos nuevos espacios y nuevos formatos. Salimos al exterior; y me pregunto dónde nos lleva esto, tal como en el cine, ¿El siguiente paso serán escenarios virtuales donde el periodista podrá interactuar desde su ordenador? Tenemos las herramientas, y como diría el sabio, si se puede pensar, se puede hacer. Next!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento