Museos para la generación de los millennials

A raíz del Flic Festival, de arte y literatura infantil y juvenil, he descubierto el proyecto “Habitació 1418”, realizada en el MACBA y el CCCB. Un espacio de creación, liderado por Fito Conesa, dirigido a jóvenes y con el objetivo de acercar el arte a esta generación. Los adolescentes participantes viven la experiencia de ser artistas durante una mañana. El resultado: GIFs, material audiovisual, creaciones con vídeos de Youtube… Una nueva manera de ver el arte, desde el punto de vista de los millennials, la generación nacida en la década de los 2000.

Son un público que dispone de más tiempo libre que el resto de la población, dominan las tecnologías de la comunicación y son necesariamente creativos con ellos mismos y con su entorno. Así que, tiene sentido que los museos tengan que adaptarse a este público, con actividades como “Habitació 1418”. En la conferencia del Flic Professional del pasado sábado en el Museu del Disseny, Pruden Panadés, experta en educación y cultura, comentaba que se ha visto una evolución desde el 2010: los museos han querido proponer acciones para jóvenes, que es un público por descubrir”. Además, añadió que “durante los últimos años, los Servicios Educativos de los Museos han sido fundamentales en la reorientación y la innovación de recursos para acercar el arte a todo tipo de públicos, también a los jóvenes”.

De hecho, en la península solo existe otra propuesta del estilo. El museo Thyssen-Bornemisza organiza desde hace un año el proyecto “¿Y tú que miras?”, un espacio donde jóvenes de 13 y 15 años experimentan con el arte. Realizan un proyecto único elegido por ellos (una revista, cortos de animación…) vinculado a la colección del museo y que luego tienen que presentar al público.

Otros museos han optado por organizar visitas para jóvenes (como hace El Prado) o crean actividades vinculadas a algunas exposiciones para este tipo de público (como hizo el año pasado el Museo Reina Sofía). Pero aún así, cabe analizar si hay que adaptar al joven a las características del museo o si hay que adaptar la institución a este público. El centro de creación Matadero, de Madrid, ha querido incluirlos incluso en la decisión de la programación. Ha creado un Comité Asesor para el festival FESTeen 2015. Jóvenes de 12 a 21 años, con inquietudes dentro de la cultura, el ocio y el deporte pueden aportar sus ideas para programar un festival a la medida del público.

Aunque sean solo pinceladas, las perspectivas de los expertos de la mesa redonda del Flic Professional es que poco a poco se piense en este tipo de público, que ya no está dentro del “familiar” y que cada vez más tiene inquietudes hacia el arte. Se trata, entonces, de buscar el canal y la propuesta para atraer a este público, que dispone del tiempo y el interés para ser consumidor y creador de arte.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − tres =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento