En las orillas del Missisipi, en los puertos frecuentados por marineros y comerciantes, se empezaron a crear zonas de entretenimiento para los transeúntes. Banjos, guitarras, trompetas, pianos y saxofones invadían las calles. Aquellos músicos que tocaban los instrumentos, acababan de conseguir su libertad. Eran los inicios del siglo XX, se acababa de abolir la esclavitud en Estados Unidos y en Nueva Orleans, una trompeta llevaba el peso de la melodía. O tal vez era una corneta. Nacía uno de los pilares de la música moderna: el jazz.

El jazz, ese estilo de música que en cada nota desprende una lágrima de historia, la evolución de la música y el folklore de los esclavos que provenían de África y acababan maltratados en los campos de algodón, que convivía con el blues y música góspel, sigue más vivo que nunca a día de hoy. Incluso Disney se ha hecho eco del misticismo y el ritmo que rodea el estilo, para introducir a los más pequeños al ritmo de ser “Gato jazz”:

 

El pasado 11 de mayo el Club TR3SC celebró sus 10 años con un concierto de jazz, y aportada ayudó a difundirlo. No tan sólo nos vamos encontraremos con Andrea Motis, una de los mejores voces actuales del panorama musical y con una proyección de futuro sin límites; sino que al cartel también había la Santo Andreu Jazz Band, una banda formada principalmente por jóvenes, y cuando hablamos de jóvenes estamos hablando de chicos que todavía están en edad de recorrer los pasillos de un instituto, bajo la dirección del gran Joan Chamorro. También tocó la The Gramophone Allstars, una banda que fusiona ritmos jamaicanos y afroamericans.

Para aquellos que les interese adentrar-se en el mundo del jazz, que empezaron a descubrir un nuevo mundo de música, ritmos y pasión a través de la oscarizada Whiplash; aprovechad porque se acercan dos festivales muy importantes: el 27, 28 y 29 de julio nos encontraremos con el Festival Fringe, un festival que este año celebra su tercera edición y ya es posiciona como la cita del verano para la proyección de los jóvenes talentos de la música en Cataluña. El Festival, que tendrá lugar los cercanos 27, 28 y 29 de julio en diferentes espacios emblemáticos de Torroella de Montgrí y el Estartit, acoge más de ochenta jóvenes intérpretes de algunos de los mejores conservatorios y escuelas superiores de música de Europa que ofrecerán 25 conciertos gratuitos de estilos musicales que van de la música antigua al pop-rock, pasando por la música clásica, la contemporánea, el jazz, el blues, el flamenco y el folk.

La otra cita jazzistica es el Festival de Jazz del Estartit, una nueva propuesta musical creada en 2014 por Joventuts Musicals de Torroella de Montgr, con la intención de dinamizar la presencia de este género musical entre la población local y ofrecer una oferta de categoría internacional durante el verano a la Costa Brava.

Un encuentro que reunirá grandes músicos de renombre internacional del mundo del jazz, así como una nueva generación de artistas con una programación plural, transversal y multicultural del género: Myles Sanko, una de los voces más ascendentes y poderosas del soul actual abrirá el festival. El trío excepcional formado por Scofield-Mehldau-Guilliana demostrará que es una de las bandas más explosivas de la escena del jazz eléctrico que han subido al escenario en los últimos tiempos y que debutará en el Estartit. El mejor del jazz de los 80, de los 90 y del nuevo Milenio, juntos en un mismo concierto. La voz de Cécile McLorin Salvant, una voz con palabra de jazz vocal del mañana, ganadora del Grammy 2016 al mejor álbum vocal de jazz (For one tono love). El ecuador de la programación no podía reservar-se a mejores artistas como el pianista valenciano Albert Sanz, que forma un trío de gran prestigio que incorpora importantes figuras del jazz como el contrabajo Javier Pujol y el referente de la batería moderna Al Foster, percusionista durante más de una década del gran Milles Davis. La clausura correrá a cargo de James Carter Organ Trío, uno de los saxofonistas más destacados del panorama jazzístico internacional que llega al Estartit con la reinvención del clásico trío de Hammond, con un repertorio fundamentado en y como homenaje a Django Reinhardt.

 

Dejaos contagiar por la música al ritmo que marquen los baquetas!

Publicado en:
Edit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 9 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento