Los jóvenes siguen siendo una de las franjas de edad pendientes para las artes escénicas. Menos mal que salen iniciativas como La Mostra de Igualada para intentar poner remedio. La feria de teatro infantil y juvenil por excelencia de Cataluña se celebró el pasado 16, 17, 18 y 19 de abril en la capital del Anoia con una premisa clara: recuperar los jóvenes de entre 12 y 16 años como público teatral. Con este objetivo, La Mostra de Igualada programó hasta 12 espectáculos especialmente para ellos (de 64 previstos), escogió un espectáculo inaugural a su gusto (los hip hoperos Brodas Bros) y les hizo partícipes en una mesa redonda para profesionales con el objetivo de escuchar sus motivaciones y hábitos y dar voz a sus demandas y expectativas.

Una ocasión más para darnos cuenta de la relevancia que tiene la segmentación de públicos en cultura, sobre todo, cuando nos referimos a un público que es a menudo tratado como niño, pero que en realidad ya se prepara a entrar en el “club de los adultos “. La clave, como muy bien ha entendido la nueva dirección de la La Mostra -formada por el tándem Pep Farrés / Silvia Lorente- radica en acotar las edades del público a qué se dirigen los espectáculos, por lo que aquellos que vayan a verlos no se sientan decepcionados, aburridos o incapaces de entender la obra que ven. La Mostra de Igualada ha reivindicado este año más que nunca su labor como prescriptor teatral para esta franja de edad, a menudo dada por perdida por el sector.

No podemos decir cuántos de los 35.800 espectadores finales que la feria ha contabilizado eran jóvenes. Sí podemos decir que, después de esta 26ª edición, La Mostra ha demostrado su intención de focalizarse por primera vez en este público y su voluntad de crear una base sólida a partir de la cual se pueda mejorar la situación de las artes escénicas para jóvenes.

DSC_3176

Publicado en:
Edit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 8 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento