Presentación del Anuario de la Música 2009: ¿es la cultura industria?

Hoy se ha presentado el Anuario de la Música 2009 editado por el grupo Enderrock y con la colaboración de ARCO, la Asociación Catalana de Managers, Representantes y Promotores. El más interesante de este nuevo ejemplar es un estudio con estadísticas que reflejan la salud de la industria musical en Cataluña en el ámbito del espectáculo en vivo. Históricamente los datos más importantes que se habían presentado siempre habían sido relacionados con el ámbito discográfico que es fácilmente medible. Pues bien, gracias al estudio que ha realizado ARCO entre sus asociados y a los datos que ha aportado ASACC, sabemos que – no os lo perdáis – las promotoras y salas de música en vivo están moviendo en estos momentos 150 millones de euros, es decir, más del doble del que facturan durante todo un año las artes escénicas, y más de 7 veces el que representa el volumen de facturación de la industria discográfica, 21.6 millones de euros. Y no sólo esto, sino que en el último año 13 millones de personas han ido a algún concierto. Como cita en Jordi Martí, Regidor de Cultura de Barcelona: “La música es, un año más, la actividad cultural más atractiva por los barceloneses”. Esto demuestra, por lo tanto, que la música sí que es industria puesto que tiene la capacidad de generar una actividad económica bastante importante cómo para sostener las necesidades vitales de un buen puñado de trabajadores. Además – como se ha demostrado recientemente con el Festival Sonar o con el concierto de Uno2 – la música genera una actividad comercial, turística, etc. que ningún acontecimiento cultural tiene la capacidad de generar.

Paradójicamente, el anuario también demuestra que la música es la disciplina artística donde menos dinero se destinan desde la administración catalana – 41.615 millones de euros VS 58.835 destinados al teatro y danza o 49.364 a Archivos y bibliotecas. Joan Mas del Grupo Mas y Mas, afirma al Anuario “Las ayudas son trabas (…) No creo en la subvención directa, la ayuda tendría que consistir a rebajar impuestos o ayudar a todo el mundo por igual. El estado no tiene que decir que es subvencionable”. Qué tiene que ser el criterio para atribuir subvenciones? Tendrían que existir las subvenciones?
Lo que es cierto es que la las empresas que generan toda esta actividad no son muchas, son empresas pequeñas y con estructuras reducidas. ¿Sería adecuado decir que el peso de la industria musical lo soportan un grupo reducido de empresarios catalanes? El sector de la música reclama una regulación industrial propia, como lo del sector de la alimentación, la automoción o la construcción. La industria musical es muy potente y según Joan Rosselló, Presidente de ARCO y director general de The Project “Hay que tratarla con dignidad, profesionalidad y responsabilidad”. ¿Para cuando la Ley de la Música?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 16 =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento