Ser o no ser de la comunicación estratégica. Campo Vidal vs Albert Roura

aPortada organiza para Fundación ESCACC una sesión de reflexión mensual sobre comunicación que tiene lugar en el  Col·legi de Periodistes de Catalunya y que ayer protagonizaron dos pesos pesados de la comunicación estratégica. Por un lado, Manel Campo Vidal y, de la otra, Albert Roura.
Campo Vidal se mostró cautivado por el poder de la comunicación digital “después de la campaña Obama, nada volverá a ser igual en la comunicación política y empresarial” y, en cambio, Albert Roura – director de comunicación de Agbar y vicepresidente de la asociación dircom – comentó que “el canal no es la estrategia y que estamos sublimando cosas que desconocemos”.

Qué es antes, el huevo o la gallina? Qué marca la estrategia, el mensaje o el canal? A buen seguro esto es el que marca hoy el ser o no ser de la comunicación estratégica.

A mi parecer, Internet y la comunicación participativa y las redes sociales que se derivan no son únicamente un nuevo canal para la comunicación, pero han cambiado la manera de relacionarnos con nuestros públicos. Está claro que las tácticas han cambiado. Han cambiado tiempo, acciones, formados, tipologías de mensajes. Pero la estrategia, el mensaje, la capacidad de boca-oreja y de generar interés en el público destinatario de una información, esto no ha cambiado. Es Internet el secreto del éxito de la campaña Obama? O lo es una estrategia global de comunicación que ha tenido en cuenta el estilo de liderazgo, los mensajes clave que han llegado a una ciudadanía que clamaba por un cambio, la imagen pública, el lenguaje no verbal, la comunicación relacional y, por supuesto también, gestión de una nueva herramienta efectiva y económica en comunicación cómo son las redes sociales?
Más allá de la duda shakespeariana que se planteó ayer, Campo Vidal compartió una serie de reflexiones interesantes como por ejemplo:
la comunicación en España no ocupa el lugar que se merece
los ciudadanos tienen hoy capacitado de *contraprogramar los medios y marcar la agenda (como ejemplo, el caso de la 11-M)

  • todo y la fragmentación de audiencias, las televisiones generalistas mantendrán una mínima cuota por necesidad de socialización y sentimiento de pertenencia
  • hay que repensar la efectividad de la publicidad
  • la empresa comunica siempre, aunque no hable, el silencio también dice el gran problema de las empresas de hoy es que no escuchan y no entienden que una queja es un regalo a la dirección, puesto que los da la posibilidad de enmienda y de responder
  •  es preocupante la pérdida de credibilidad de los medios generalistas y, sobre todo, de los diarios puesto que la única opción de futuro y diferenciación que tiene el papel es la credibilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + tres =

He leído y acepto la Cláusula de Consentimiento